TIC y Buenas Prácticas en la Nueva Factura Electrónica CFDI 3.3

Desde el punto de vista del SAT es un gran paso para mejorar sus procesos y poder brindar mejores servicios, cosa que ayudará en gran medida al análisis de información; pero desafortunadamente como contribuyente, nos pone en la mira al estar totalmente identificados todos los movimientos fiscales que realicemos.

No cabe duda que con el uso del BigData y del Business Inteligence el SAT está tomando una oportunidad enorme para rastrear todas las operaciones al hacer uso de diversos catálogos y lograr mantener una base de datos uniforme y confiable. Muestra de ello es que ya no necesitamos incluir las direcciones fiscales del Emisor y del Receptor, ya que con su RFC se tiene identificado a ambas partes.

El uso de los catálogos ha sido algo muy interesante, ya que logra disminuir el margen de error en la captura de datos y ahora se puede homologar la información, al estar estandarizados los datos. Desde mi punto de vista el incluir catálogos internacionales es una gran idea, pero en mi opinión pudieron acotar algunos datos; ya que hablando de las Unidades de Medida valores como el "Año Luz", "Año Tropical" o "Año Sideral" entre muchos otros de los más de 2400 registros no creo que sean de utilidad y además han generado confusión entre los usuarios.

Por otro lado el gran reto es el manejo de las Claves de Productos y Servicios, ya que en lo personal es algo muy complicado al tratar de llegar a un detalle muy específico como lo han planteado y sobre todo cuando publican los tutoriales y videos explicando la forma correcta de hacer uso de estas claves, todos nos quedamos con un mal sabor de boca al observar los ejemplos de "Donas Glaseadas" o "Zapatos para Mujer"; cuando en realidad la diversidad de productos y servicios es demasiado amplia y diversa.

En mi opinión, con clasificar solo a nivel de División y Clase era suficiente para el análisis de información que están esperando realizar y sobre todo más fácil de entender para los contribuyentes, nunca consideraron la resistencia al cambio natural que siempre se tiene cada vez que se modifica un proceso tan sistemático como lo ha sido la emisión de una factura.






Ahora bien, el famoso "Recibo Electrónico de Pagos" o "Complemento para Recepción de Pagos" no es más que la gestión adecuada de las Cuentas por Cobrar; solo que la dinámica en la que vivimos, nos lleva solo a revisar el saldo en bancos para saber si tenemos el flujo de efectivo esperado. En este tema es donde se presenta un área de oportunidad interesante, ya que por normativa fiscal tendremos que emitir un comprobante "timbrado" que ampare el pago de una factura y con esto realizar la actividad de seguimiento a cuentas por cobrar formalmente.

Para algunos, solo es reflejar el trabajo del día que ya realizan; mientras que para otros, es buscar el tiempo o un recurso que pueda realizar esta actividad. Independientemente del esfuerzo extra, todo se resumen en "Las Buenas Prácticas" que debe contar cualquier entidad comercial y no es dicho por mí, desde los modelos para emprendedores hasta los grandes corporativos deben tener claro todos los procesos inmersos dentro del negocio y más aún cuando se trata de dinero.

En realidad ya no hay vuelta a atrás, el 1 de enero del 2018 todos estamos obligados a cumplir con el nuevo esquema del CFDI 3.3 y tenemos la oportunidad de pensar cómo vamos a abordar estos cambios, solo tienes que buscar la forma de que este cambio genere algo de valor para ti, ya sea tecnológico, operativo o sistemático; el mercado está inundado de herramientas tecnológicas, pero recuerda que la tecnología siempre necesita de una mente brillante que pueda sacarle provecho y eso está dentro de cada uno de nosotros.

Si requieres mayor información al respecto, contáctanos y podremos ayudarte a tener un a implementación exitosa.

CREATIVIDAD Y EXPERIENCIA EN TI
atencion@exti.com.mx